Cómo hacer un Bizcochuelo?

Ingredientes para la preparación de un Bizcochuelo:

  • 520g de azúcar
  • 13 huevos
  • 520g de harina

Para el armado:

  • Azúcar impalpable
  • Dulce de leche

Preparación del Bizcochuelo:

Si lo que buscás para disfrutar de una tarde con amigos y en familia, una buena opción siempre presente es el conocido que nunca pasa de moda, bizcochuelo con dulce de leche, con este postre no podés fallar porque la mayoría de las personas disfrutan de una buena presentación de un clásico de las recetas dulces.

Para empezar con el preparado, primero poné a batir, con una batidora de ser posible, los 13 huevos junto con el azúcar hasta que quede un batido resistente y voluptuoso. Después y ya sin la batidora anda incorporando a esa mezcla la harina con un intervalo de tres porciones, incorpórala con suavidad para que no se te formen grumos y puedas ir dándole forma al batido sin que pierda espumosidad ni aire. Cuando tengas terminada esta preparación, verterla en un molde que hayas previamente enmantecado y enharinado, tampoco te olvides de a ese mismo molde en su superficie, colocarle antes un disco de papel manteca también enharinado para evitar que después, al calor del horno se vayan quemando las puntas o superficie o del bizcochuelo.

Tené el horno precalentado al momento de introducirle la preparación, una vez dentro del horno dejalo media hora a fuego moderado, o el tiempo que creas suficiente hasta que se despegue la preparación del molde y vaya dorándose la superficie, también podés ir controlándola pinchándola levemente, para no dejarle marcas, con un tenedor y así testear su resistencia, que debe ser consistente antes de sacarla del horno. Una vez que la saques del horno, dejala enfriar en el mismo molde al menos unos 20 a 30 minutos y después desmóldalo sobre un plato o rejilla. Cortá el bizcochuelo al medio y anda rellenándolo con una gruesa capa de dulce de leche, la cantidad que le agregues de dulce de leche es a gusto propio o de los comensales a quienes se lo prepares, finalmente espolvorea sobre la superficie del bizcochuelo con el azúcar impalpable. Y listo! Tenés preparado para servir una delicadeza ideal para compartir en una tarde lluviosa de otoño al calor de un hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>